Seguidores

lunes, 24 de agosto de 2009

No hay forma de escapar al conflicto interno.

No hay forma de escapar al conflicto interno. Si pretendemos crecer y aportar al mundo lo que nos corresponde, debemos afrontar y resolver lo que nos atormenta. Cuando mantenemos encerrados nuestros secretos, éstos a su vez comienzan a encerrarnos.

Nuestros problemas son herramientas para construir una base más sólida. Sin ellos nos desmoronaríamos de inmediato.

Cuando consideramos que los conflictos que enfrentamos son oportunidades para lograr un mayor desarrollo, éstos nos emocionan en lugar de provocarnos ansiedad. Cambiando de perspectiva podemos hacer que la misma escena parezca completamente nueva.

Al mirar hoy "la escena", puedo controlar mi reacción ante ella. Puedo gozar y crecer.

1 comentario:

The Post Mortem News dijo...

experiencia es simplemente el nombre que le damos a nuestros errores :)