Seguidores

viernes, 30 de octubre de 2009

Tradiciones alrededor del mundo

La primera celebración importante que jalona el calendario escolar es la celebración de LOS DIFUNTOS, que ha sido reforzada definitivamente gracias a la importancia que tiene en los países anglosajones la misma fiesta con el nombre de HALLOWEEN.

Es una fiesta con la que antaño empezaba el año (los Difuntos eran el sustrato sobre el que se sostenían los vivos) y con la que en la actualidad se inicia el ciclo de fiestas que la escuela aprovecha para encauzar actividades de los niños.

Ofrecemos este año una visión de conjunto de esta primera estación del Almanaque.

Tradiciones alrededor del mundo

Mientras que el 31 de octubre para la tradición anglosajona es una fecha para celebrar el Halloween o La noche de las brujas, en Iberoamérica comienza el Día de los Muertos, que se lleva a cabo el primero de noviembre. Esta fecha, para los países de habla hispana, tiene un ineludible significado religioso y cada país ha establecido distintas tradiciones en torno a esta celebración. En Oriente los ritos siguen la misma línea, aunque basados en costumbres de las religión Budista y el folclor popular. A continuación presentamos una breve descripción de algunas de las más importantes festividades.

INGLATERRA

En Inglaterra la festividad milenaria de Halloween se celebra, al igual que en los Estados Unidos, el 31 de octubre. La noche de Todas las Almas mezcla dos fiestas tradicionales de antaño: el festival de Samhain, (descrito en Irlanda) y Pomona Day, día de la diosa de los jardines y frutas.

Los niños se disfrazan siguiendo el motivo de los fantasmas y mientras más terrorífico, mejor. Los niños ingleses, al igual que en Escocia, tienen que ganarse el regalo con juegos.

Así como los norteamericanos, los ingleses cortan las calabazas en todo tipo de formas y personajes.

Esa noche de brujas se acompaña con platos que recuerdan a hechizos y pócimas. Por ejemplo, el "Elixir de la Bruja" está hecho a base de zumo de arándanos, manzana, naranja y uva. A los niños les encantan "Los Gusanos de Halloween", preparado con noodles de huevo, y los "Dedos de Brujas", que son varitas de pollo.

Los "Ojo-bola" son unas bolitas en forma de ojo a base de chocolate, vainilla y mantequilla de cacahuetes. De postre también se toman "Esqueletos de galleta" y "Pan de Calabaza".